Buscar en este blog

viernes, 27 de abril de 2018

Fachadas: Conde 1568


El escudo que mostramos hoy puede verse en la casa ubicada exactamente enfrente de la vista ayer. 

Parece mostrar una palmera arrancada.


Las fotos son de agosto del año pasado.

jueves, 26 de abril de 2018

Fachadas: Conde 1577


Normalmente, las caminatas en las que recojo material para este Blog  con mi cámara de fotos las realizo de mañana, bien temprano. Pero hacer  cada tanto una recorrida heráldica en horas de la tarde también tiene sus ventajas. Al estar iluminados los interiores de las viviendas, ello permite apreciar escudos que se encuentran en vitrales y que, de otro modo, no se apreciarían.  Ejemplo de esto es la entrada de hoy (y lo será también la de mañana). 

Hoy vemos dos escudos en vitrales, en una casona ubicada en Conde 1577, a metros de la avenida Elcano.


Esta casona está ubicada a la vuelta de la que visitamos ayer, y en la misma manzana. Nótese que el escudo que vemos en la foto a la izquierda es muy similar (si lo imaginamos visto desde adentro) al que mostramos ayer.   
En el collage que sigue, vemos el escudo de ayer (Elcano 3179) a la izquierda, y el escudo del vitral (con la foto invertida) a la derecha: se aprecia así la identidad entre ambos escudos. 


Las casas tienen similares características, y hay otras parecidas en esa misma manzana. No puede tratarse de una casualidad. En la entrada del 13 de noviembre de 2013 mostramos el mismo escudo en otra casona contigua, en ese caso la ubicada exactamente en la esquina de Elcano y Conde. Pero no podemos más que formular hipótesis al respecto.
Las fotos de hoy son de agosto de 2017.

miércoles, 25 de abril de 2018

Fachadas: Elcano 3179


El escudo que mostramos hoy no está, propiamente, en una fachada, sino en el pequeño vestíbulo interno de lo que fue una hermosa mansión en la que actualmente (las fotos son de agosto de 2017) funciona un local de Starbucks.


Un motivo decorativo clásico, seguramente sin otra finalidad que la de aportar la belleza propia de la Heráldica. 

martes, 24 de abril de 2018

Escudo de Gregorio de Laferrere (Buenos Aires)

En homenaje a Miguel de Cervantes ayer fue el Día del Idioma. Por eso, en esta serie de entradas dedicadas a las ciudades del partido de La Matanza, nos ocupamos hoy de un a localidad que homenajea a un escritor argentino; en el escudo, además, aparece una pluma.
Gregorio de Laferrere, nacido en 1867 y muerto en 1913, fue un prestigioso autor teatral, entre cuyas obras se destacan Jettatore   y  Las de Barranco. Además fue intendente del Partido de Morón en 1891 y diputado nacional en 1893.

"El 1 de mayo de 1911 Pedro Luro, Honorio Luque y Gregorio de Laferrere sentaron la piedra fundamental del poblado, con la aprobación para la edificación de cien chalets. En 1913 comenzó a llegar el ferrocarril. Los convoyes venían por la mañana provenientes de González Catán y emprendían la vuelta por la noches. La primera máquina funcionaba a vapor y los vecinos tenían que hacerle señas para que parase. Mientras tanto se construía la estación (...) El 18 de septiembre de 1973 fue declarada Ciudad".


Sobre el escudo municipal, dice el sitio oficial del partido de La Matanza:
"El escudo posee un fondo verde que simboliza la potencialidad ecológica de la zona. Sobre la franja de tierra negra se implanta el histórico tintero y la pluma del escritor, que simboliza indudablemente a ese maestro que se llamó Gregorio de Laferrere y, en el fondo del último tercio, la presencia del Río Matanza y los varios arroyos que enriquece el sector. En la parte superior se encuentran tres semisoles, que recuerdan a los tres fundadores de este pueblo que trabajaron por la grandeza de la ciudad. El amarillo nostálgico dentro de los semisoles y en la pluma, que recuerdan a la inmortal Carola Lorenzini que fue un poco nuestra visitante. Las iniciales PL significan Pueblo Laferrere".

lunes, 23 de abril de 2018

Fachadas: Fray Justo Santa María de Oro 2923



Una hermosa casona ocupa una de las esquinas del cruce de las calles Oro y Demaría; la entrada principal da  sobre la ochava,  pero en el lateral que da a la primera de esas arterias, sobre otra de las entradas, hay un bello escudo. 


Como puede verse, representa a San Jorge en su más popular representación iconográfica, es decir, la que lo muestra a caballo, clavando una lanza en las fauces de un dragón que está a sus pies. Unas ramas vegetales rodean al escudo, que está timbrado con un pequeño yelmo. 

Tomé las dos fotos en abril del año 2016, y las publico hoy, en la fiesta de San Jorge, mártir.

domingo, 22 de abril de 2018

Escudo de monseñor Carlos María Collazzi Irazábal

"Sobre campo celeste, plenitud de vida, la cruz de la nueva evangelización, entregada en Santo Domingo donde se realizó la IV Conferencia General del Episcopado Latinoamericano en 1992. La estrella, Cristo lucero de la mañana, y la letra “M” de María en el lugar que se encuentra en el escudo de Juan Pablo II (María y la Iglesia). El lema episcopal es: “Hagan lo que Él les diga”". De este sencillo modo es descripto el escudo de monseñor Carlos María Collazzi Irazábal en el sitio oficial de la Conferencia Episcopal del Uruguay.


Carlos María Collazzi Irazábal nació en Rosario, Departamento de Colonia, en 1947. En 1980 fue ordenado sacerdote en los Salesianos de Don Bosco. En 1995 fue nombrado Obispo de Mercedes; el 26 de marzo fue ordenado obispo.

sábado, 21 de abril de 2018

Fachadas: Vicente López 1845

En junio de 2015 dedicamos una entrada al elegante edificio ubicado en Vicente López 1845, en Recoleta, para mostrar figuras heráldicas que aparecen en la parte superior de su fachada, como por ejemplo la que sigue:


Decíamos entonces que en los vitrales de la planta baja también se veían escudos; publicamos en esa ocasión sólo esta foto de los mismos, tomada de la página web de la prestigiosa joyería que funciona allí.


Hoy volvemos a ese lugar, pero para mostrar con detalle los bellos emblemas heráldicos que se aprecian en los vitrales de la puerta principal de ese local de la planta baja.




Los diseños, como vemos, son bonitos y originales. Un detalle más de elegancia heráldica, muy apropiado para una joyería. Ambos escudos alegran la vista del transeúnte que, como lo hice yo, pasa por allí al caer la tarde, cuando las luces interiores permiten apreciar mejor los vitrales. Y completan la belleza heráldica de esta destacado edificio porteño.